19 de febrero de 2017

Siempre perdiendo

Logan es quizá la única película de los Xmen y Lobezno que iría a ver al cine por voluntad propia. Porque salen mayores y viejos, con los poderes adormecidos, en un mundo devastado y posapocaliptico. O sea, que es una peli de gente hecha polvo, y eso me gusta. Y si le dan a la bebida, pues mejor. Si está barata, no necesitan súper poderes.

 Resultado de imagen de logan

19 de enero de 2017

Silencio o la esencia de la Fe

SILENCIO, de Scorsese, es una película para hablar largo y tendido. Formalmente conservadora, pero muy eficiente en su sencillez, nos habla de diversos temas principales y muy importantes en la religión católica : el valor de la Fe, la (importancia o no) de la confesión y el perdón de los pecados, la santidad, el silencio de Dios en las crísis de Fe (este silencio de Dios compartido por el Judaísmo desde el Holocausto) y sobretodo, quizá lo más importante, la Verdad personal e íntima, no absoluta, no universal, la tuya propia. Scorsese es crítico con cierta evangelización superficial, que no se preocupa por conocer la cultura ni las religiones de aquellos foráneos a los que pretende comunicar la Buena Nueva. Y como (novedad), presenta la contraevangelización de los sacerdotes católicos por parte de los representantes de las instituciones políticas y religiosas japonesas, a los que obliga a convertirse al budismo, porque aquel país es también una civilización con sus valores filosóficos y humanistas que no tiene nada que envidiar a la occidental cristiana, siempre tan ombliguista.
Hay varios momentos emocionantes en esta obra para un creyente (oficial o no) del cristianismo en general y del catolicismo en particular; para mí, el más crucial, el que transmite la esencia del cristianismo, lo que lo diferencia de otras religiones, y que es un valor filosófico profundamente humano, es esa escena en que el sacerdote protagonista se ve obligado a apostatar, pisando la imagen de Cristo, y la voz en off de Jesús (o de sí mismo) le dice con voz muy comprensiva que la pise, que no pasa nada, que Él, aunque calle, está con los que sufren, que sufre a su lado.
(En la confrontación teológica entre el Inquisidor Budista y los sacerdotes, un Ferreira ya apóstata y un Rodrígues en proceso, el budista le dice que lo que promete el cristianismo son todo ilusiones vanas que engañan al hombre. En eso el budismo es más realista, quitando el rollo de la reencarnación. Buda quiere eliminar las ilusiones, el dolor y el sufrimiento del hombre. El catolicismo promete otra vida al lado del Padre, un "nirvana" donde no se sufre ni se trabaja ni se padece.El nirvana budista es la abolición del ego, que es el mayor generador de sufrimiento. Una religión quiere sanarte espiritualmente en vida, y la otra en la muerte. Yo añadiría que a Scorsese le ha faltado incidir en un tema troncal del cristianismo : Dios o Cristo sufre a tu lado porque te ama, porque Dios es Amor. Y aunque apunta en la película este valor supremo, el de que Dios murió por nosotros, se hizo hombre para ser como cada uno de nosotros para salvarnos, da la impresión de que los sacerdotes son débiles y necesitan pruebas físicas de que Dios está ahí y les escucha. Los aldeanos cristianos parecen entender mejor el mensaje cristiano que los propios sacerdotes, cagados de miedo y dudas desde el principio de la película.)

Scorsese quiso ser catequista, y aquí lo demuestra.
Creo que el Vaticano debería analizar seriamente esta cinta, por lo que aporta con respecto a recordarle a la gente qué es el cristianismo, su mensaje sencillo y profundamente humano, que no necesita intermediarios, pues éstos están atacados por el temor y la duda espiritual.

 

8 de enero de 2017

Juventud Interrumpida

Estoy visionando por partes Youth (Juventud) de Sorrentino, su 8 1/2 particular. Si la Gran Belleza fue su Dolce Vita, en ésta aparece su propio Guido envejecido. Sorrentino parece querer seguir la trayectoria de Fellini, actualizándolo.

 La imagen puede contener: 1 persona, anteojos, lentes de sol y primer plano

Recordando a Maese P. Tinto

No pasa el tiempo por El milagro de P.Tinto. Me lleva a ese otro yo de los 90 interesado por el mundo del cine e ilusionado por escribir guiones para cortos. Es complicado recordar a esa persona, el mundo parece ya otro. Y no hay tiempo ni ganas de escribir. Además, escribir qué?. Escribir guiones estaba relacionado con amigos introducidos en ese medio, por afición o estudios. Una vez que esos amigos ya no están, qué sentido tiene vivirlo en soledad?. Ya no tengo necesidad de contar ese mundo interior porque me rodean otras vidas nuevas. Pero esas aficiones me daban una especie de identidad. Y si estas pierden importancia e interés, entonces, qué soy?. No pasa el tiempo para El Milagro de P. Tinto. Es nuestro Amèlie o Arizona Baby. Un cine que ya no se hace.

 Resultado de imagen de p.tinto

18 de diciembre de 2016

Los bosques de Norteamérica

Los bosques profundos, oscuros, de árboles como mansiones, enormes, inteligencia colectiva de verdes fosforescentes en la inmensidad de Norteamérica. (Thoreau, Walden, los templos vegetales hablan). Está muy claro : las mujeres tienen más probabilidad de sobrevivir con apoyo mútuo en un mundo sin electricidad, sin internet, sin nada tecnológico digital. Colaborando entre ellas, sin violencia, cultivando, criando a los hijos, recolectando, pescando, cazando, etc...Como dice una de las protagonistas : el ser humano (como tal) lleva 100.000 años en el planeta, y sólo 140 años con electricidad. Cae en algunos tópicos, y pierde algo de verosimilitud. Pero me gusta más en la forma que en el fondo. Y las dos actríces protagonistas están estupendas.

Resultado de imagen de into the forest

14 de diciembre de 2016

Paterson : "Cae el agua, cae el agua..."

Ayer vi "Paterson", de Jim Jarmusch, director indie que me demostró que lleva años preparado para hacer películas más ambiciosas en Hollywood, sólo que no quiere. Se me hizo un poco larga, y no solo a mí. De los cinco que estábamos en la sala, dos espectadores se marcharon antes de que acabara, y los únicos que aguantamos, además de mí mismo, fueron un cura y su acompañante. Antes de entrar, recelaba del doblaje, porque este tipo de cintas prefiero visionarlas en versión original con subtítulos, pero la verdad es que está muy bien doblada, y subtitulan los poemas que salen impresos en pantalla. Para mí, lo mejor es Paterson, la ciudad de New Jersey, y su gente, a la que quiere reflejar y homenajear. Pero tengo un problema con la forma en que Jarmusch lo ha hecho, porque siento cierta impostura. Yo hubiera contratado a gente de la calle, actores no profesionales, para darle más sabor documental. Adam Driver y Golshifteh Farahani están estupendos los dos, tienen química como pareja. Y sus conversaciones en el hogar te hacen participar de su intimidad y buen rollo. A veces le perjudica su tono de comedia, porque no acaba de mezclar bien el relato de la inspiración poética con la comicidad de las situaciones, aunque se entiende la relación. El protagonista tiene una actitud zen ante la vida, nunca se enfada, es observador y atento. Escucha las chorradas "artísticas" de su mujer con una leve sonrisa de cachondeo, pero con una paciencia y comprensión infinitas. Asiste a las vicisitudes de los clientes del bar que visita con asiduidad, con la risa amistosa siempre a punto. Pero parece no querer participar del todo, hasta que explota una situación final. Pasa por la vida como reconcentrado en sí mismo y su poesía, versos que más que poéticos, parecen periodísticos. El micropoema de Williams Carlos Williams que lee en la cocina, debe gustarle al protagonista, a su mujer y al director, porque no sé si en inglés sonará mejor, pero a mí me dejó frío. Las lecturas en directo de textos casi siempre quedan fatal en el cine. Para mí, hay una escena central que resume al personaje y a la historia, y que llegó a emocionarme: (Porque muy pocas veces el cine de Jarmusch a mí me emociona, es demasiado referencial de lo que le gusta en música, cine, etc..) cuando el conductor de bus-poeta charla con una niña que ha escrito en su "libreta secreta" un magnífico poema lleno de sensibilidad. Y creo que nos quiere decir que en todos nosotros hay un potencial de belleza artística, de expresión de nuestras emociones y sentimientos, independientemente de que vivamos de eso o no, o de que nos formemos en esas actividades humanistas. Lo vemos en su bella mujer persa, que tanto decora unas cortinas como hace unas cupcakes originales, y que siempre le está insistiendo en que publique su poesía. Esa pequeña ciudad, Paterson, me recuerda a tantas pequeñas y medianas poblaciones donde no se sabe bien por qué, abundan los artistas. Mi ciudad natal es Córdoba, y está llena de poetas, oficiales, subvencionados y en la sombra. Como está llena de músicos, pintores, cortometrajistas, y conductores de autobuses donde también se averían éstos. Y por cierto, yo también estoy ahora sin smartphone, pero no por una elección snobista, aunque estoy de acuerdo con la opinión que tiene el protagonista sobre estos teléfonos móviles.

 La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas, exterior y naturaleza

12 de diciembre de 2016

O (The Arrival)

La Llegada es una obra maestra.
Es una película que me habla a mí,
porque toca temas que me fascinan y emocionan :
la lingüística, la narración, el tiempo, el asombro,
el amor a los hijos, la evolución del ser humano, etc...
Y cuando estos mimbres los entrelaza un director, un autor como Villeneuve,
llega más allá que Spielberg, aún siendo heredero de Encuentros en la Tercera Fase.
Y al final me ha emocionado mucho más que Un monstruo viene a verme,
que está diseñada para eso. Porque la peli es redonda.
Y habría tanto que hablar de esta cinta. Está hecha para el debate.






Foto de Juan M. Santiago.
 Foto de Juan M. Santiago.

11 de noviembre de 2016

Doctor Esotérico

La última imagen de Doctor Extraño me retrotrae a los tebeos de Mundocómics u otras editoriales de los 80 y a las portadas que yo veía en los quioscos de mi barrio, puestos polivalentes que lo mismo te vendían chucherías como tabaco o tebeos. Traté de escarbar en mi memoria y encontré a Warlock, a Mandrake, al Drácula de Marvel, todos esos personajes marginales de las series principales que sin embargo, a un niño y adolescente le atraían sobremanera.
No soy un especialista en cómics, hace años que no sigo una serie. Bueno, no hace tanto acabé el regreso de Sandman, pero es algo puntual. Y tampoco quería pensar. Deseaba ir al cine a ver algo entretenido. Mi hermano, que entiende de cómics, se lo pasó pipa, le pareció descacharrante. A mí no tanto. No percibí que el tono cambiara mucho, fuera de alguna broma o comentario sarcástico. Me pareció ingeniosa, también los saltos espacio-temporales y los efectos especiales ya vistos en Origen, de Nolan. Pero debo confesar que me aburre profundamente el universo Marvel de los Vengadores y demás superhéroes. No me interesa un Dr. Strange inmerso en una aventurita con Thor o Ironman. Hay personajes tan del extrarradio de ese universo que nunca deberían coincidir, más que tangencialmente.
Eso sí, destacar que Extraño aporta un toque esotérico y mágico a un universo materialista y tecnológico, y esto siempre me pareció una novedad en ese mundo científico-demente de Vengadores y Vengados.

Resultado de imagen de doctor extraño

13 de octubre de 2016

Miss Peregrine y la academia de niños peculiares

Ayer ví Miss Peregrine y la academia de niños peculiares, de Tim Burton, lo mejor en años de este director, bastante más imaginativa y creativa, aunque supongo que el mérito también está en la obra literaria de la que está basada la película. Si te gusta la saga de Harry Potter, los mundos de C.E. Lewis y Roald Dahl, aquella temporada mítica de Doctor Who de 2005-2006, el retrofuturismo, la Familia Adams, etc.., y Eva Green, esta es tu peli. Pero ojo, hay una actríz que me recuerda a una antigua musa de Burton y que aquí hace de chica ingrávida, que comparte los mismos ojos saltones. Sabéis a quien me refiero?. Esta cinta comparte estética con los mejores hallazgos visuales de la primera de Piratas del Caribe, Harry Potter, etc... Una pega le pongo a esta fantasía gótica: la duración. Un mal de nuestro tiempo es que las películas son demasiado largas y el clímax se alarga excesivamente. Eso hace que una cinta que podía ser redonda se quede en aceptable.

 

2 de septiembre de 2016

Café Society : historias del viejo judío

No me ha fascinado la última película de Woody Allen, pero sí me ha hecho pensar. Tiene un poso de tristeza y de pesimismo vital judío ya conocido en este artista. No tiene ya nada que demostrar, es un viejo sabio que nos cuenta los mismos temas en diferentes tramas. La creación de personajes llenos de verdad es su fuerte, y a estas alturas, Allen llama a las cosas por su nombre, lo cual es de agradecer. Desgrana la condición humana como lo que es. La religión hebrea no cree en el Más Allá. Y se nota.
Ese Carpe Diem vivido con cierta responsabilidad en este Teatro del Mundo reconcilia, aunque te deja con la mirada un tanto húmeda.
¿Quién no se ha enamorado de verdad y se ha dejado llevar completamente?.
En su aparente levedad, Allen cuenta cosas profundas.
Quizá a los protagonistas, demasiado jóvenes, no les pega del todo las frases de los diálogos allenianos, y Jesse Eisemberg parece estar imitando todo el rato a los personajes que interpretaba Allen en sus películas. Me parece más creíble el personaje interpretado por Steve Carell, más maduro y resabiado, como el director.

Resultado de imagen de cafe society

Eso sí, qué guapas saca Storaro a las actríces, que tienen en esta película algo del glamour de ese Hollywood dorado, en cuyo extrarradio se sitúa la trama argumental.

28 de agosto de 2016

Bello Europúding

Ayer echaron en la 2 "Tren nocturno a Lisboa", de Bille August, director danés famoso por producciones hollywoodienses, pero últimamente dedicado al cine europeo. Esta película me gustó, más que por su rutinario argumento de flashbacks, porque de alguna forma homenajea a esos europuddings de antes, con un plantel de actores de la Unión Europea, ingleses, franceses, alemanes,
portugueses, suecos, daneses, que aparecen en una historia cien por cien portuguesa, pues habla de la última etapa de la dictadura de Salazar, y la resistencia democrática poco antes de la Revolución de los Claveles. Me gusta como interpreta Jeremy Irons a ese intenso y despistado profesor suizo, que se deja llevar por una corazonada y se marcha a Lisboa, bellísima ciudad que tan bien supieron retratar Alain Tanner en En la ciudad blanca, o Win Wenders en Lisbon Story. Ese espíritu también está en parte en esta película, que a pesar de ser un tanto mediocre y que no sabe aprovechar la magnífica historia proveniente de un bestseller literario, deja caer algunas frases-perla filosóficas, que son las que escribe Amadeu, ese médico del pasado cuyas reflexiones han seducido y encantado al gris y triste profesor helvético. Suizo como Alain Tanner en aquella película mítica de los 80, también acerca de un hombre, Bruno Ganz, que lo deja todo para marcharse a Lisboa y enamorarse de una portuguesa. Y ese cine europeo, que ya no existe como tal, está bien que todavía se recupere y rememore, aunque sea con un film de inferior calidad.



18 de agosto de 2016

Nerve ó los carrozas de facebook

Viendo en el cine Nerve, rodeado de adolescentes y preadolescentes, me vi más señor padre y mayor que nunca. La película no estuvo mal, muy actual sobre el impacto de internet en el comportamiento de la gente joven, y por extensión, sobre todos nosotros. (Cada vez hay más gente mayor en facebook. Los jóvenes huyen con razón de aquí). Le robé el asiento a un grupo de chavalillas de 11 o 12 años como mucho, a las que como padre no sé si recomendaría ver esta peli. Después de devolverle su asiento, me fui a uno de los pocos que quedaban libres ( el éxito de esta peli no me lo explico, debe ser que les habla de su mundo y salen actores guapos de su edad) y se sentaron a mi lado unas chicas de 17 o 18 años, quizá 20 ( ya no distingo esos rangos de edades) que muy identificadas con la prota, comentaban temerariamente que ellas harían lo mismo en el peligroso concurso de la peli. Si como dice mi hermano, la cinta es casi una alabanza a la estupidez humana donde los personajes no parecen aprender mucho. Yo discrepo, porque por lo menos se dan cuenta que la historia se les ha ido de las manos y buscan las herramientas para destruir el juego y ser libres, como en otra vuelta de tuerca de Los Juegos del hambre y El show de Truman. Nota : Historias del Kronen no está tan alejada de esto. Solo les faltaba iinternet y las redes sociales. La juventud no cambia tanto. Necesitan probarse a si mismos y conocer hasta donde pueden llegar. El problema es que internet es un eficaz instrumento capitalista, y ahora la muchachada tiene una gran oferta de enseñarse a sí misma como viste, qué lugares visita, qué compra y qué vende. El postureo, vaya, del que nadie se libra. Y eso como siempre tiene un riesgo: ser controlado y que los malos siempre sepan por donde andas. Apagad el simbolito de ubicación en el móvil, anda, y sobretodo, no volveros loc@s con los likes en las fotos de instagram o snapchat. De eso no nos libramos ni los carrozas de facebook.

Y es interesante como en esta película saben reflejar esa obsesión por la fama instantánea a golpe de likes y followers, la competitividad absurda pero que tiene un transfondo comercial y económico detrás, también la mezquindad que da el anonimato en las redes sociales, que nos hace cómplices de encumbrar o aniquilar a gente que no se merece ninguna de las dos acciones, y sobretodo, la desprotección de las personas que no tienen herramientas para saber defenderse o gestionar su paso por las redes sociales. Hay que estar muy atentos. El capitalismo te ofrece la falsa libertad de escoger entre muchas opciones, pero no las herramientas de moverse por un mundo sin apenas reglas. Los adultos tenemos que aprender a movernos por aquí para saber como proteger o guiar a nuestros hijos menores de edad.






10 de agosto de 2016

Autoreboot de Bourne

Sólo decir que Jason Bourne, siendo lo que es, una saga de persecuciones a lo largo y ancho del planeta, desliza en esta última secuela dos o tres temas inquietantes y muy muy actuales. La protagonista de Homeland podría ser una agente amiga de Bourne, porque ambos pertenecen al mismo mundo y casi hablan de lo mismo. Es un autoreboot digno, y me gusta más que la última que interpretó Damon. La otra saga de Jeremy Renner ni la sigo ni la entiendo. Es como si hicieran al mismo tiempo dos 007 distintos.

 

Segundo visionado de "El árbol de la vida"

He visto por segunda vez El árbol de la vida, y sigo opinando lo mismo que la primera: la historia familiar es magnífica. Todo el mundo tiene padres, madres, hijos y hermanos y el argumento te llega, es real y emocionante como la vida misma. Pero el rollo trascendental de postalitas cristianas me sobra. Si eres católico creyente, puedo entender que creas en la vida eterna y en el reencuentro con tus padres y hermanos en el Más Allá. Pero si no lo eres, esa apostilla te sobra. Creo que la historia no lo necesita. Me gustó más la diatriba sobre las dudas espirituales del cura que interpretaba Javier Bardem en To the wonder, bastante más humano y realista. Era lo mejor entre tanta imagen bonita y de videoclip de esa pareja almibarada e incomprensible que interpretaban Ben Affleck y Olga Kurylenko. Pienso que Terrence Malick tiene las maravillas de la creación frente a sus ojos, pero sin embargo, desvía el discurso a lo teórico y abstracto, que no pasa al final de un folleto coloreado de los Testigos de Jehová.





7

 

1 de agosto de 2016

Section Zéro

Estoy visionando los primeros episodios de la serie francesa Section Zéro, que creo están echando por Movistar+, y habla de un futuro distópico en una Gran Europa dominada por las corporaciones, con ejércitos privados y tres clases sociales bien diferenciadas; los Privilegiados, la Clase Media empobrecida y los Marginados. El protagonista forma parte de un cuerpo de policía aún pública, decadente, miserable y de métodos brutales que se ve envuelto en casos de narcotráfico, mafias rusas y tramas políticas, todo bastante malsano, con aires de polar francés. No hay gobiernos ni estados, solo Prometeo, la Gran Corporación, lo domina todo. Aunque un sector de la población todavía resiste...